James Rodríguez disfruta de sus vacaciones después de que la selección colombiana fuera eliminada en la Copa América por Chile el 28 de junio, pero el morbo para un posible reencuentro con Zidane está servido. La fecha marcada por el Real Madrid para el regreso del colombiano es el día 29. Deberá arrancar su trabajo de pretemporada en Valdebebas. El colombiano, lógicamente, debe reincorporarse a la disciplina de su club hasta que no solucione su futuro. El técnico francés quería que esto se solucionara lo antes posible, pero si no es así, el colombiano tendrá que trabajar con el resto de sus compañeros.

La aparición de James en Valdebebas es el siguiente paso para resolver el futuro del zurdo de Cucutá. El Real Madrid no tiene prisa. Sabe que el mercado es muy largo y que quedan semanas de sobra para ir encajando piezas y equilibrar la balanza de ventas y compras. La opción de una cesión que pide el Nápoles es imposible. Así lo sabe el equipo napolitano desde el primer contacto con el Madrid. La respuesta fue tajante: «Si lo queréis es a través de una venta».