Los túneles tres y cinco, que hacen parte del Proyecto Chirajara – Fundadores en la vía Bogotá – Villavicencio, entraron en fase de terminación de obra.

El túnel cinco, tiene una extensión de 1.655 metros y ya terminó su excavación, mientras que el túnel tres, de 1.441 metros de largo, está a solo 80 metros de encontrar el cale, es decir, el encuentro de los dos frentes de trabajo.

“Para realizar las labores de excavación del túnel cinco cuya longitud es de 1.655 metros se emplearon más de 200 obreros, quienes lograron, luego de 24 meses de trabajo, y sin mayores contratiempos, el cale (encuentro de los dos frentes de trabajo), ratificando el alto nivel de la ingeniería colombiana y el compromiso del Gobierno Nacional para entregarle a los llaneros y a Colombia en general una vía con las mejores especificaciones”, indicó Manuel Felipe Gutiérrez, presidente de la Agencia Nacional de Infraestructura (ANI).

El sistema constructivo utilizado para la excavación de los túneles corresponde al tradicional de perforación y voladura, utilizando para ello excavadoras, jumbo, robojet, bomba de inyección, cargadores y volquetas entre otros, cumpliendo con toda la normatividad que requieren este tipo de obras de alta infraestructura. “En el túnel 3, igualmente se entró en la etapa final de excavación, el cual se encuentra ubicado en el PR 65+073, donde restan 80 metros por perforar, de los 1.441 metros que tiene el ducto y esperamos terminar en marzo de este año. Precisamente, la terminación de estas obras comprueba el compromiso del Gobierno Nacional por entregar obras de altas especificaciones técnicas y cumpliendo con los cronogramas de obras”, añadió Gutiérrez.

La perforación contó además con la participación de operadores de equipo pesado, ayudantes, técnicos en control y manejo de agua, lo que garantiza la estabilidad de la obra y la seguridad para los futuros usuarios del corredor vial.

 

Sobre la vía al Llano

El corredor entre Bogotá y Villavicencio es uno de los proyectos en que el Gobierno Nacional, a través de la Agencia Nacional de Infraestructura, ha puesto especial interés, pues los 85,6 kilómetros que tiene de longitud, se convierten en el eje principal de comunicación de los llanos orientales con el centro y norte del país.

La vía está dividida en tres tramos así:

Primer Tercio: Inicia en el sector Usme, en la salida de Bogotá, y finaliza en el sector El Tablón. Tiene una extensión de 34 kilómetros. Es un proyecto de Primera Generación de concesiones firmado hace 25 años.

Segundo Tercio: Está ubicado entre el sector El Tablón y el sector de Chirajara. Comprende la construcción de 29 kilómetros de doble calzada, 45 puentes, 18 túneles y cuatro galerías de escape.

Tercio Final: Este tercio va desde Chirajara hasta Villavicencio. Tiene una extensión de 22,6 kilómetros y es un proyecto perteneciente al programa de Autopistas de Cuarta Generación.

Con el avance de las obras, tanto del proceso constructivo como de la intervención de los sitios críticos, el Gobierno Nacional garantiza la seguridad de los usuarios tanto de pasajeros como de carga, más aún cuando la región es catalogada como la despensa agrícola y pecuaria del centro del país.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here