Estados Unidos debe comenzar a considerar el uso de la fuerza militar para llevar ayuda a Venezuela, dijo este jueves el senador estadounidense Rick Scott, exgobernador de Florida, invocando un fantasma “del que nadie quiere hablar”.

“Queda una sola opción para llevar ayuda al pueblo de Venezuela, y es algo de lo que nadie quiere hablar. Se está haciendo claro que tendremos que considerar el uso de los activos militares estadounidenses para llevar ayuda”, dijo Scott en un discurso en Washington.

Esta afirmación recuerda las anotaciones en la libreta de John Bolton,Consejero de Seguridad Nacional norteamericano, en las que tenía una anotación de “5.000 militares a Colombia”.

El presidente de la Asamblea Nacional electa de Venezuela, Juan Guaidó –reconocido como presidente interino por Washington y medio centenar de países– intentó el 23 de febrero hacer ingresar ayuda humanitaria, pero fracasó debido al férreo bloqueo del gobernante Nicolás Maduro, quien tildó la operación injerencia.