La Organización de las Naciones Unidas (ONU), manifestó su preocupación por el atentado ocurrido el pasado sábado en contra de los defensores de derechos humanos en la vereda Lomitas, jurisdicción de Santander de Quilichao, norte del Cauca.

“Urgimos que se respete la libertad de defender los derechos humanos y a participar en las decisiones políticas y económicas del país, sin temor a recibir señalamientos públicos, amenazas y ataques contra sus vidas”, dice la ONU.

En relación a la presencia de la líder social Francia Márquez en el ataque, el organismo internacional señala que la resolución sobre protección de los defensores de los derechos humanos reconoce el trabajo de las mujeres para hacer realidad sus derechos.

Dice que en ese marco, Colombia ha desplegado esfuerzos normativos y de política pública, sin embargo, a pesar de estos avances, la situación para este grupo continúa siendo preocupante.

Así mismo, exhortó al Gobierno a que investigue, juzgue y sancione a los responsables materiales e intelectuales de los ataques a defensores de derechos humanos en el Cauca y, en particular, a que se eliminen todas las formas de discriminación contra las mujeres y pidió mayor prevención.