El Observatorio Político Electoral de la Democracia de la Misión de Observación Electoral (MOE) señaló que durante la inscripción de cédulas para las votar en las elecciones de octubre se han registrado “atipicidades” y hay riesgo de trashumancia, es decir, de trasteo de votos.

En el país hay 142 municipios que tienen más censo electoral que población. De hecho, los registros históricos de la MOE demuestran que el porcentaje de inscripciones de cédulas aumentan para los comicios locales al compararlos con las votaciones nacionales.

Algunos de estos son: Puerto Gaitán, Cabuyaro, Castilla la Nueva, Restrepo y Barranca de Upía, en el departamento del Meta; la Jagua de Ibirico, en Cesar; Puerto Colombia, en el Atlántico; Paime, en Cundinamarca; Sabaneta, en Antioquia; Inírida, en Guanía; y Los Patios, en Norte de Santander,

Por ejemplo, en 2014, para las presidenciales, en todo el país se registraron 1’469.739. Al año siguiente, en 2015, para las elecciones locales hubo 4’212.747 de documentos inscritos.

En otras palabras, para unos comicios locales la tasa de inscripciones alcanza los 100 ciudadanos por cada mil habitantes, mientras que en las nacionales esta ronda tan solo los 30 inscritos.

Hasta el pasado domingo 14 de julio, cuando finalizó el proceso de registro de documentos en los puestos de votación, la cifra de inscritos rondaba los 2’252.218. Y en las presidenciales de 2018 hubo 1’821.823 registros.

Los departamentos del Atlántico, César, Meta y Norte de Santander son en los que más se han inscrito documentos.

Aún está abierto el plazo para registrar los documentos para votar en las elecciones de octubre. Esta inscripción puede hacerse en los centros comerciales habilitados por la Registraduría.