El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, llegó este domingo (14.04.2019) a la ciudad colombiana de Cúcuta para visitar dos puntos de la frontera con Venezuela y reunirse con el presidente Iván Duque para analizar la crisis del país vecino.

El avión del secretario de Estado aterrizó poco antes de las 16.00 hora local (21.00 GMT) en el aeropuerto internacional Camilo Daza, procedente de Perú como parte de una gira regional que inició en Chile y luego lo llevó también a Paraguay. En la terminal aérea, Pompeo fue recibido por el canciller colombiano, Carlos Holmes Trujillo García.

En los tres países visitados antes de llegar a Colombia, el tema principal fue la crisis de Venezuela y los retos que implica hacerle frente esa situación.

Última parada de la gira suramericana

Cúcuta es la etapa de cierre de una gira de Pompeo por Suramérica centrada en la crisis de Venezuela y que lo llevó además a Chile, Paraguay y Perú. Esta es la segunda visita de Pompeo a Colombia este año ya que el pasado 2 de enero estuvo en Cartagena, donde habló con Duque sobre la crisis de Venezuela y la lucha contra el narcotráfico.

La visita del secretario de Estado

Pompeo, que llegó esta tarde a Cúcuta, capital del departamento colombiano de Norte de Santander, se dirigió primero a un albergue que acoge a inmigrantes venezolanos, donde se encontró con Duque y su vicepresidenta, Marta Lucía Ramírez, así como con Humberto Calderón Berti, embajador en Colombia del que es considerado presidente interino de Venezuela, Juan Guaidó.

En ese lugar, el Centro de Atención Transitoria al Migrante (CATM), atendido por la Cancillería colombiana, la ONU y la Organización Internacional para las Migraciones (OIM), Pompeo y Duque conversaron con algunos inmigrantes venezolanos, entre ellos niños, quienes les contaron las penurias que viven en su país. Al finalizar el recorrido por el albergue, Pompeo firmó un mural de visitantes en el que escribió en inglés «Blessings to you all» (Bendiciones para todos). Debajo firmó Duque con la frase: «Estamos unidos con solidaridad y afecto».