Microsoft Corp. ofrecerá herramientas de software gratuitas para proteger las elecciones y ayudar a votantes, monitores y agencias a asegurarse de que los votos se contabilicen correctamente.

La compañía de software dijo que las herramientas dificultarán hackear las elecciones en primer lugar, pero si así fuera, quedará claro que los resultados fueron alterados o falsificados. Microsoft dijo que posiblemente las herramientas se probarán en algunas elecciones estadounidenses a partir de este año, pero no podrán implementarse masivamente para las elecciones presidenciales de EE.UU. en 2020.

La herramienta denominada ElectionGuard se desarrolló en colaboración con la empresa privada Galois, establecida en Portland, Oregon, y es de código abierto para ser utilizada libremente. Microsoft dijo que ya se ha asociado con «importantes» proveedores estadounidenses de tecnología electoral que están interesados en crear productos de votación que utilicen ElectionGuard. Las herramientas proporcionan cifrado para proteger los sistemas electorales y también brindan a cada votante un rastreador único que les permitirá hacer un seguimiento a su voto para asegurarse que sea contado y que no se ha modificado. El software también incluirá instrucciones que permitan a cualquier persona (medios de comunicación, monitores o candidatos) escribir un software «verificador» para revisar que las tabulaciones de votos reportadas sean correctas y no hayan sido interferidas.

«No será posible ’hackear’ el voto sin ser detectado», dijo Tom Burt, vicepresidente corporativo de seguridad y confianza del cliente de Microsoft, en una publicación de blog. Microsoft anunciará las herramientas el lunes en su conferencia anual de desarrolladores Build en Seattle.

Hace aproximadamente un año, Microsoft inició un programa denominado Defending Democracy para utilizar su software y analizar grandes cantidades de datos de correos electrónicos para proteger a candidatos, agencias gubernamentales, grupos de expertos y elecciones contra manipulaciones, como ataques de phishing y adulteraciones. La compañía señala que, durante el año pasado, desbarató ataques contra candidatos al Congreso de EE.UU. y a organizaciones europeas y, a su vez, combatió a hackers vinculados al estado ante tribunales.

Microsoft ha estado trabajando en herramientas de seguridad electoral durante 10 meses y se ha asociado con compañías que representan más de la mitad de los sistemas de votación de EE.UU., como Democracy Live, Election Systems & Software, Hart InterCivic, BPro, MicroVote y VotingWorks. Las primeras pruebas de las herramientas de seguridad se llevarán a cabo a través de una colaboración con la Universidad de Columbia.