Cientos de personas lideradas por el alcalde del municipio, Felipe Piñeros, salieron con velas y elevaron una oración para que estos hechos no se vuelvan a presentar en el territorio nacional. 

“Queremos que el país sepa que estamos en contra de la violencia contra nuestros niños y niñas, no queremos que se presente un sólo caso más, hay que salir y hacer sentir las voces para que se acaben estas agresiones”, indicó el mandatario.

El cuerpo de la menor Angie Lorena fue entregado a sus familiares en Villavicencio y será trasladado hacia la vereda el Hijoa, donde  posteriormente le darán sepultura.

Familiares de la menor piden a las autoridades celeridad en el caso, pues hasta el momento al sujeto no lo han llevado a audiencia por lo que se podrían vencer los términos y quedar en libertad.