La División Mayor del Fútbol Profesional Colombia no llegó a la reunión a la que fue citada con Acolfutpro y el Ministerio de Trabajo en la que se esperaba llegar a un acuerdo entre las partes acerca de las doce peticiones para mejorar las condiciones laborales que presentó la Asociación y por las cuales los jugadores del fútbol profesional colombiano podrían irse a paro.

Jorge Enrique Vélez, presidente de la entidad, envió una carta al Ministerio del trabajo en el que explica los argumentos por lo que se ausentó de la reunión que estaba pactada para este lunes en Bogotá.

«La Dimayor no detenta la calidad de empleador de los futbolistas profesionales afiliados a Acolfutpro, y por ello carece de competencia para celebrar acuerdos con dicha asociación por cuenta y/o en representación de los Clubes Afiliados», aseguró el Vélez en su escrito.

«No nos es posible asistir al espacio por ustedes citado, bajo el entendido que cualquier acuerdo que pudiese alcanzar en la citada mesa de trabajo no será oponible a ninguno de los Clubes Afiliados a la entidad, por no estar comprendido en el ámbito de competencia asignado a la Presidencia de la Dimayor«, complementó.