El alto tribunal «resolvió dictar orden de captura con fines de indagatoria en su contra por los delitos de concierto para delinquir agravado, fabricación, tráfico o porte de estupefacientes», señala la orden. La decisión fue tomada por la Sala Especial de Instrucción de la Corte Suprema tras lo que consideran una «inasistencia injustificada» a la indagatoria programada por el caso de narcotráfico.

Todo ello «pese a que en un primer escenario procesal el señor Hernández Solarte atendió las citaciones de las diferentes autoridades judiciales y en virtud de ello se le privilegió su derecho fundamental a la libertad», algo que ahora el alto tribunal revierte por no acudir a la cita.

«Jesús Santrich se ha burlado de la justicia», reaccionó más temprano en Twitter el procurador Fernando Carrillo, jefe del organismo que sanciona a funcionarios públicos, después de confirmarse la inasistencia del excomandante rebelde a la cita judicial.

El también líder del partido surgido de los acuerdos de paz con las FARC abandonó su esquema de seguridad el 30 de junio, y desde entonces se desconoce oficialmente su paradero. Santrich debía comparecer ante la Corte Suprema para responder por cargos de narcotráfico que le endilgan en Colombia y Estados Unidos, país que incluso pidió su extradición alegando que el exguerrillero había conspirado para traficar cocaína después de firmar la paz en 2016.

El abogado defensor Gustavo Gallardo dijo que desconoce los motivos de la decisión de su cliente, pero evocó «razones de seguridad» sobre las que no ahondó. «Lo concreto es que el día de hoy (martes) no apareció. Nosotros solicitamos (…) a la sala de instrucción que procediera a reagendar la diligencia de indagatoria, para que en una nueva oportunidad Santrich pueda comparecer», señaló Gallardo a los periodistas.