El presidente de Brasil, Jair Bolsonaro, anunció que propuso a su hijo Eduardo, actual diputado en Sao Paulo, para que se convierta en embajador ante el gobierno de Estados Unidos. El nombramiento podría ser considerado nepotismo.

El lazo familiar de primer grado entre Eduardo y Jair Bolsonaro podría ser considerado nepotismo y cuestionado en el Supremo Tribunal Federal. Por ello, la decisión depende del hijo del presidente porque para asumir el cargo en Washington tendría que renunciar a su mandato como diputado federal. Además, el nombramiento está sujeto a la aprobación del Senado.

«No nos llegó una propuesta oficial», afirmó Eduardo Bolsonaro a periodistas, pero agregó: «Si el presidente me confía esa misión, estaría dispuesto a renunciar a mi mandato».

El más joven de los tres hijos del mandatario que se dedican a la política se mostró optimista, pese a que reconoce que nunca perteneció a la escuela diplomática.

«Me imagino cómo será del otro lado, pienso en el pueblo estadounidense viendo al presidente de un país que envía a su hijo para trabajar allí. Hablo inglés, hablo español, soy el diputado más votado en la historia de Brasil, soy presidente de la comisión de Relaciones Exteriores en la Cámara de Diputados. Creo que mis credenciales me dan una cierta cualificación», aseguró.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here